La respuesta es sí. Las baterías solares ofrecen energía de larga duración. Estas suelen proporcionar entre 8 y 12 horas de energía de reserva, sin coste adicional de combustible ni contaminación, dando la oportunidad al usuario de utilizar esta cuando no se genera energía de los paneles solares, impidiendo enfrentarse a la volatilidad del precio de la red eléctrica.

Las baterías solares almacenan energía, se encienden y se recargan automáticamente, por lo que puede mantener su sistema en funcionamiento sin mover un dedo. Cabe destacar que son seguras, ya que funcionan con energía limpia y renovable, y silenciosas.